Despertador, 10 minutos de pereza, los pies en el suelo, zapatillas, levantar las sábanas, abrir la ventana y VENTILAR, VENTILAR, VENTILAR.

Os acabo de describir una de mis grandes rutinas matinales, desde siempre, me la enseñó mi abuela cuando era pequeña y la tengo tan interiorizada que la hago sin pensar, y sólo puedo agradecérselo porque es un beneficio para mi casa, para mi familia, para mí y para mis cosas, y en los tiempos que estamos, donde un maldito bicho parece que quiere cambiar nuestro mundo, es más importante que nunca.

Los beneficios conocidos de una buena ventilación de nuestras casas son muchos:

* Un buen sistema de ventilación ayudará a expulsar la acumulación de contaminantes, bacterias, humedad y olores desagradables, como el olor corporal, el de las mascotas o el de la cocina. ⠀

*Evitarás la creación de condensación que ayudara a que tus muebles y objetos de tu casa no se deterioren.⠀

* Tu salud también se beneficiará: evitarás dolores de cabeza, alergias, asma, erupciones cutáneas y sinusitis, derivadas de la falta de ventilación.⠀

* Una casa ventilada es mucho menos sofocante y agobiante.⠀

A todos estos beneficios debemos añadir, según los expertos, que una buena ventilación de los espacios cerrados ayudará a que cualquier virus se transmita con menor facilidad, no sé si está o no demostrado, ya sabemos que el COVID es el gran desconocido, pero por hacerlo no perdemos nada y si ganamos mucho.

El momento más adecuado del día y el tiempo que debemos dedicar a la ventilación dependerá del clima de nuestro entorno, pero piensa que el invierno no debe ser una excusa para hacerlo, los contaminantes no entienden de estaciones, para los fríos inviernos el mejor momento es el mediodía o cuando el sol caliente nuestra casa, y en verano, con esos días sofocantes donde abrir la ventana puede ser una pesadilla, debemos aprovechar el descenso de temperaturas nocturnas para hacerlo.

El tiempo mínimo recomendable son 10 minutos diarios para renovar el aire de cualquier estancia, de todos modos en casas con 4 miembros de familia sería conveniente 15/20 minutos, mínimo una vez al día, pero en los tiempos actuales, si lo hacemos dos o tres veces al día sería perfecto!!

Por ello, creo que dedicar un tiempo diario para ventilar todas las habitaciones de nuestra casa no representa un gran esfuerzo y sí grandes beneficios.

VENTILAR la casa alargará la vida de todo lo que en ella viva!!