La semana pasada en mi post, os hacía una pequeña  mención al armario cápsula, pero me ha parecido que era importante hacer la presentación oficial, y aquí la tenéis, más allá de lo que os comentaba en la parte inicial de mi post.

En primer lugar, deciros que no sé si es una tendencia, una moda o un imposible, pero lo cierto es que existe, es posible, y para mucha gente es la solución a ese gran problema que se presenta cada día de no saber que ponerse con un armario lleno de ropa.

Para conseguirlo deberíais llevar a cabo unas pautas, que aunque son factibles, tengo que deciros que son todo un reto.

Pues no me dilato más, y para los interesados tomar nota:

  1. El número de prendas lo ajustas tú y debería oscilar entre las 20, 33 máximo 40 piezas por temporada (verano/primavera – otoño/invierno)
  2. En esta selección de piezas debemos incluir: ropa, zapatos y accesorios. No entrarían ropa de deporte, de dormir o de estar por casa.
  3. Sólo pueden haber piezas que te gustan y que seguro que te vas a poner, las dudosas deben ir fuera.
  4. Las piezas seleccionadas deben ser coherentes con tu estilo de vida, y con cada uno de los roles que tienes.
  5. Deberías escoger prendas con una paleta de colores: principales, complementarios y acentos.
    • Principales: los que más te gustan, máximo 3 colores.
    • Los complementarios deben combinar con los principales
    • Acentos: los que aportarán color, pueden ser piezas especiales y/o los accesorios.

Después de haberos detallados las reglas básicas para este armario, será cada uno de vosotros el que deberá decidir si es el armario de lo imposible, o si es la mejor opción para conseguir un armario minimalista que le facilite la tarea de vestirse.

Según los que están a favor, ven en este nueva tendencia una manera de dejar de comprar compulsivamente, ya que se es mucho más crítico en las elecciones: sabes lo que verdaderamente necesitas, lo que te sienta bien, lo que te gusta y sobre todo si encaja o no en tu nuevo armario, lo que hace que dejes de comprar sólo porque era una ganga aunque tengas 3 piezas iguales, porque tienes un día de bajón o porque sí.

Decirte que si te decides, es muy importante para que este armario cápsula no se convierta en el armario «cápsulaS» tener claro que si entra una prenda, debe salir otra, es una norma básica del orden en general, pero sobre todo de este armario.

Una vez establecidas las bases del armario cápsula, para muchos la solución, para otros un imposible, si eres de los que piensas que es tu solución, puedes empezar, y para ello, deberías sacar todo lo que tengas en tu armario y seleccionar las piezas principales, complementarias y los acentos. Deja volar tu creatividad y crea tu colección de conjuntos. El resto de ropa que no formará parte de él, deberías donarlas.

¿TE ANIMAS?