Alguna que otra vez, ya he dado largas listas de objetos que deberíamos decirles adiós porque forman parte de nuestro entorno, y podían dejar de estar en él. Son cosas que no utilizamos, están estropeadas, las tenemos en exceso, las guardamos no sabemos muy bien porque, o simplemente no nos acordamos ni tan siquiera que las tenemos, pero están ahí, ocupando un espacio que podemos destinar a algún objeto más útil. Os voy a dar una pincelada de alguna de ellas, 31 en total, una para cada día del mes del reto limpieza de verano:

1. Bombillas que no se ajustan a ninguna lámpara

2. Herramientas en exceso, rotas o duplicadas (incluidos los cientos de tornillos y clavos que almacenamos)

3. Darse de baja de los correos que eliminamos antes de leerlos

4. Aplicaciones de nuestro teléfono que no utilizamos

5. Paraguas rotos

6. Trozos de papel de regalo y lazos usados

8. Cojines que han perdido su relleno, deformados o en mal estado

9. Fundas de móvil que no usamos

10. Fotos de nuestro teléfono que no queremos guardar

11. Cremas limpia calzado secas o de colores de los que ya no tenemos zapatos

12. Extractos bancarios antiguos

13. Cualquier cosa de la guantera de nuestro vehículo que no debería estar allí

14. Puzzles donde falta alguna pieza

15. Calculadoras viejas, rotas o que sólo podemos intuir los números

16. Servilletas y manteles que nuca usamos

17. Peluches que no son amados

18. Cámaras fotográfica viejas que no utilizamos y sin mucho valor

19. Maletas sin ruedas y que vacías ya pesan los 10 kg que podemos llevar como equipaje de mano

20. Cualquier cosa en nuestro televisor que hayamos querido ver, pero no hemos sido capaces de hacerlo en meses

21. Elementos de nuestra lista de tareas pendientes que tardamos menos de 2 min, en hacerlas y todavía no hemos hecho

22. El contenido de nuestra carpeta de SPAM

23. Gafas con la graduación desactualizada

24. Cualquier cosa que lleve meses pendiente de ser vendida en wallapop

25. Accesorios de secador que usamos

26. Correos electrónicos antiguos: deberíamos dedicar 15′ y deshacernos de cuantos podamos

27. Música descargada en nuestro móvil u ordenador que ya no escuchamos

28. Hielo en el congelador: descongelarlo es la solución 😉

29. Cinturones que no usamos o no son de nuestra talla actual

30. Libros de recetas que no nos miramos

31. Bolígrafos que no pintan o que si lo hacen parece que lo hagen en el lenguaje morse

Búscalas y si las encuentras, no lo dudes, puedes deshacerte de ellas, nadie las encontrará a faltar, y para ti será un ligera liberación.

Recuerda, es importante tomar medidas para que nuestro hogar y nuestra vida esté libre de objetos y cosas que no deseamos.