Uno de nuestros grandes problemas actuales es que estamos en el «SI A TODO».

Estamos entrenados para creer que decir no a los compromisos es negativo y trae consigo un sentimiento de culpa. ⠀

Es tremendamente difícil, y en muchos casos, imposible de llevar a cabo. Pero piensa, que cuando antepones la satisfacción de los demás a la tuya propia corres el riesgo de vivir una vida que no es la tuya, teniendo cada vez más cosas que hacer, aunque muchas de ellas ni siquiera tienen un valor real para ti, llevándote a un nivel de estrés tan elevado como innecesario.⠀

Porque ya sabemos que prestar nuestra ayuda y ser generosos con los demás es importante, además de que nos proporciona muchos beneficios emocionales, pero también es importante que nosotros seamos nuestra primera prioridad y mirar por nosotros mismos. Es bueno ser flexible, pero hay que poner ciertos límites, no podemos estar continuamente complaciendo a los otros y ponerles por encima de nuestros deseos.

Por ello, te propongo aprender a decir que no, te hará sentir más ligero, más relajado y más presente para ti y tu familia todos los días, permitiéndote disponer de más tiempo para hacer lo que realmente te importa y te hace feliz.⠀

Pero lo sé, es fácil escribirlo, pero difícil llevarlo a cabo, pero no imposible, por ello te propongo antes de comprometerte a llevar a cabo una actividad o un evento, haz una pequeña pausa, reflexiona y pregúntate si ésta te interesa, te emociona, te llena o todo lo contrario. En caso de ser la última opción, plantéate el declinarla. Piensa que si no estás realmente entusiasmado con asumir algo, probablemente más tarde lamentarás haber dedicado tu valioso tiempo, pero ya será demasiado tarde, y habrás perdido un tiempo precioso que podrías haber dedicado a algo que te llene más.

Es por ello, que deberíamos reservar nuestro tiempo únicamente a los compromisos que nos apasionan realmente, que nos hacen sentir llenos de energía y más satisfechos. Y perder ese miedo a la crítica o al tener que justificarte cada vez que digas no, piensa que nadie va a estar de acuerdo con todo lo que hagamos o digamos, por ello, antes aceptemos esto, antes nos sentiremos más libres.

Saber decir que no, es uno de los grandes favores que podemos hacernos a nosotros mismos.⠀