El recibidor de casa es una estancia a la que la mayoría de las veces no le damos demasiada importancia, pero no debemos olvidarnos de ella, ya que es lo que ofrece la primera impresión a aquellas personas que vienen a visitarnos. Y sabes eso que dicen, de que la primera impresión es la que queda.⠀

Pero aunque deberíamos tenerla muy en cuenta, lo habitual es que es nos olvidemos de ella, y acabe siendo uno de los lugares más comunes para que el desorden campe a sus anchas. Es el lugar al que primero llegamos cuando entras en tu hogar, lo que significa que es donde acabas dejando el correo que llevas en la mano, las llaves de casa, del coche, bolsos, ropa de abrigo e infinidad de cosas que si no encuentran un lugar rápido donde vivir, acabarán convirtiendo la entrada, en un caos.

Por ello, es importante mantenerla organizada, tanto por el lado práctico de la vida, como por el impacto psicológico que tiene sobre nosotros.

Y para mantenerla organizada y atractiva deberías conseguir lo que yo llamo la entrada perfecta:

Gran iluminación : nada peor que entrar en una casa y que esté oscura. Cuando abrimos la puerta, realmente queremos poder ver todo el espacio, movernos sin toparnos con las cosas o entre nosotros.

Un espacio de aterrizaje : como mínimo, un lugar para «aterrizar» la cartera, las llaves de casa y del coche y el bolso.

Un espejo , si es posible.

Ganchos para chaquetas y abrigos.

Contenedores para artículos pequeños como guantes, bufandas y otros accesorios, ahora que llega el frío.

Una alfombra para mantener el polvo a raya en nuestra casa, al menos el que viene de fuera.

Todo esto es lo que debería tener una entrada perfecta, eso significa que si tenemos elementos adicionales que no tienen adónde ir, seguro que lo has adivinado, no pertenecen a la entrada, o sea que deberás colocarlos en el lugar al que pertenecen, y si no tienen casa, ahora es cuando sale mi yo despiadado, deshazte de ellos.

Recuerda, el secreto para que esté todo organizado, es intentar hacer un hogar para cada uno de los artículos que usas todos los días.