La cocina es una de las áreas más concurridas de nuestro hogar, por lo que vale la pena invertir un poco de tiempo en su organización, pero especialmente en nuestra nevera. Es un espacio pequeño, por lo que no debe llevarnos demasiado tiempo su organización, y vale la pena sus beneficios:

  1. Ahorraremos dinero en la factura de la luz por el simple hecho de que encontraremos rápidamente lo que busquemos en ella, o sea que no estaremos mirando el abismo, desperdiciando frío, para encontrar una salsa, la carne o simplemente un postre. Más tiempo la puerta abierta más energía consumirá para recuperar el frío perdido, y sabes cuánto representa ese consumo de más: 20 segundos con la puerta de la nevera abierta en verano, mientras la temperatura en la cocina ronda los 26° y 7° son los que debería haber en el interior de la nevera, provoca una pérdida de energía equivalente a lo que va a consumir la televisión encendida durante todo el día. Mucho no, demasiado!!
  2. Al saber lo que tenemos en nuestra nevera, no compraremos más de lo que hay allí, por lo que también ahorraremos dinero en nuestras compras, además de que evitaremos que los alimentos se estropeen, porque no sabíamos ni que los teníamos. Si todo se ve todo se sabe.⠀
  3. Finalmente, ahorraremos tiempo porque encontraremos de forma inmediata lo que buscamos.

Para conseguir esa organización, paso a darte algunos consejos que pueden ayudarte:

1.Planificar las comidas con anticipación

Deberíamos planificar nuestras comidas semanales y ubicar cerca de nuestra nevera ese planning, esto nos ayudará a organizar mejor el contenido de nuestra nevera recordándonos que tenemos en ella, incluyendo las sobras, y para asegurarnos que tenemos todo lo que necesitamos para cocinar a mano.

2. Invertir en contenedores de almacenamiento transparentes

Es más fácil encontrar la comida que estás buscando si puedes ver qué hay dentro de los recipientes de plástico o vidrio. No tendremos que hurgar dentro de la nevera. No es necesario invertir una fortuna, solo comprando algunos recipientes de plástico y/o cristal para guardar las sobras, así como el resto de alimentos. Y recuerda, la compra de contenedores cuadrados en lugar de los redondos nos ahorrará toneladas de espacio. Y comprar contenedores en la misma forma y tamaño hará que apilar sea más fácil, así como conseguiremos armonía visual en nuestra nevera.

3. La nevera siempre en movimiento

La comida que en él debe guardarse debe estar en continuo movimiento, me explico, debemos asegurarnos que la comida más vieja vaya pasando a los primeros puestos de salida, y la más antigua puede estar en las últimas posiciones. Esto nos ayudará a mantener el deterioro al mínimo.

4. Coloque los productos por categorías juntos

Los yogures juntos, y donde puedan ser encontrados fácilmente y teniendo en cuenta la fecha de caducidad. Las salsas en la misma bandeja o contenedor. Yo tengo otra bandeja para los embutidos, y un dispensador de latas.

5. La limpieza del refrigerador debemos hacerla regularmente

Cada dos semanas, deberíamos revisarlo, desechando las sobras que no hemos consumido, para  limpiarlo. Estante por estante, siempre hay recipientes que manchan por derramar parte de su contenido.

Mantener nuestro refrigerador limpio y organizado es uno de los pasos para mantener nuestra cocina ordenada.