Estas semanas ha coincidido que he tenido que ayudar a varias clientas a hacer su pre mudanza y me ha parecido interesante explicaros algunos pasos y acciones que deberíamos hacer para que ésta fuera menos traumático.

Paso 1

Unos días antes deberíamos empezar a buscar los recibos del agua, luz, gas, teléfono y otros suministros que tengamos contratados, y que debamos dar de baja. El siguiente paso sería llamar a las compañías para saber los trámites y plazos con los que tenemos que contar para hacer la cancelación de los servicios.

Paso 2

Deberíamos decidir cómo queremos hacer la mudanza, si por nuestra cuenta, con la ayuda de amigos o por cuenta ajena. Si lo vamos a hacer por nuestra cuenta o por cuenta ajena, pero el embalaje lo haremos nosotros, podemos ahorrarnos el coste de las cajas de embalaje pidiendo en las tiendas de nuestro barrio, siempre hay disponibles. También es bueno recopilar periódicos, nos servirán para la protección de los objetos delicados.

Paso 3

Una vez hemos decidido el sistema logístico, es el momento de empezar a mirar ofertas de empresas de alquiler de vehículos o empresas de mudanzas para que nos hagan presupuesto de lo que necesitamos transportar. Yo suelo pedir 3 presupuestos de todo lo que hago. Con los presupuestos recibidos deberíamos lo antes posible decidir la mejor opción, y reservar las fechas que mejor nos encajan lo antes posible.

Paso 4

Todos aquellos muebles y objetos grandes que sabemos seguro que no vamos a llevarnos (recuerda es un buen momento para deshacernos de aquellos muebles que nunca nos han gustado y que los manteníamos, no sabemos muy bien por qué), deberíamos decidir si los vamos a donar, reciclar, tirar o vender. En la primera opción deberemos acordar con la persona que va a quedárselo el día que tendrá que venir a buscarlo. En la segunda, buscaremos el punto de recogida más cercano donde podremos llevarlo, si es un punto móvil, entonces deberemos conocer el día que está en nuestro barrio, si es uno fijo, ver la ubicación y el horario. En la tercera opción, deberíamos averiguar en la página de nuestro ayuntamiento el día de recogida que hay asignado para la recogida de los trastos viejos. Y el último, debemos empezar a realizar fotografías y a subirlas en las plataformas de venta de segunda mano.

Paso 5

Todo aquello que debemos embalar podemos hacerlo paulatinamente, si no disponemos mañanas o tardes libres completas, o aprovechar el fin de semana anterior a la mudanza. En la primera opción podemos empezar lo antes posible, y en la segunda 4 ó 5 antes del día D.

Paso 6

Es uno de los mejores momentos para deshacernos de todo aquello que no vamos a necesitar en nuestra nueva etapa por qué: no encaja, no hemos utilizado en tiempo, no nos gusta, está roto, tiene un valor sentimental, no nos aporta nada, en fin, es el momento de hacer un sin piedad en toda regla. Debemos recordar que son sólo objetos, y llegar a nuestra nueva casa más ligeros nos hará sentir mejor físicamente y emocionalmente.

Paso 7

Las cajas deberíamos hacerlas por espacios. Empezamos el salón y lo acabamos. El baño y lo acabamos, y así con cada una de las estancias de nuestra casa. Dentro de las cajas pondremos los objetos por categorías de estos espacios, p.ej. todo lo que corresponde al baño podemos hacer una caja con higiene, otra con botiquín, otra con toallas, de este modo al desempaquetar nos será más fácil colocarlo.

Paso 8

Debemos numerar y etiquetar cada caja con lo que lleva en su interior, y al mismo tiempo hacer un lista con el inventario de las cajas que hay y lo que hay fuera. De este modo si nos falta algo sabremos lo que es, y al mismo tiempo, una vez lleguen las cajas a su destino podremos ubicar cajas por espacios.

Paso 9

Si el embalaje va a cuenta nuestra, los periódicos guardados nos serán de gran ayuda para proteger correctamente los objetos delicados. Las cajas donde vayan estos artículos debemos marcarlas correctamente con la palabra frágil, contiene cristal, no apilar, mantener de pie, bueno todo aquello que veamos que es importante para que llegue en buen estado.

Paso 10

Deberíamos preparar una pequeña maleta que nos llevaremos con nosotros, con algunas prendas básicas para sobrevivir los primeros días en nuestro nuevo hogar.

Paso 11

Una vez esté todo encajado, etiquetado, numerado, es importante hacer una lista de aquello que nos llevamos, es una manera de no dejarnos nada.

Paso 12

Y lo último sería hacer una foto o anotar las lecturas de los contadores.

Recuerda, un traslado es el momento ideal para deshacernos de todas aquellas cosas que hace tiempo que no usamos, una limpieza en toda regla.