ERROR # 1: Almacenar elementos donde hay espacio, en lugar de donde se usan.

Cuando se trata de organización, siempre deberíamos categorizar y almacenar cosas similares. Mantener los moldes con las herramientas para hornear, los productos que utilizamos para el desayuno todos agrupados, los tupper todos juntos, y así con todo lo que hay en una cocina, para cuando las necesitemos sepamos dónde encontrarlos.

ERROR # 2: Invertir en contenedores no adecuados por su funcionalidad y calidad.

Puede ser tentador comprar un producto que «funciona bien» cuando el precio es correcto, pero puede que no sea la solución adecuada para nuestras necesidades. Es mejor invertir en productos de calidad con tapas seguras y materiales respetuosos con el medio ambiente que mantienen frescos los alimentos, que comprar contenedores más económicos, pero cuya vida será más corta y menos óptimos para mantener nuestros alimentos con todas sus cualidades. Por ello, es preferible el cristal al plástico.

ERROR # 3: Apilar en lugar de «archivar».

Parece que esté hablando de los papeles de nuestra casa, pero también es extensible a los utensilios de nuestra cocina. Deberíamos pensar nuestra cocina/despensa como si fuera un cajón de archivo y adecuarlo con funcionales sistemas de almacenaje. Es importante evitar el apilamiento. Por ello, siguiendo este criterio es mejor buscar un organizador de tapas para que estas queden bien «archivadas» que no tenerlas apiladas una encima de la otra. Esto también es extensible para las paellas, las sartenes o los tupppers.

ERROR # 4: Dejar espacio vertical sin utilizar.

Es importante maximizar el espacio vertical en nuestra cocina y para ello, deberíamos ajustar los estantes para aprovechar todo el espacio disponible:

* Mover las baldas si son ajustables para aprovechar más al espacio

* Agregar estanterías elevadoras para las latas, las tazas, las especias y otros.

* Colocar ganchos para tazas en las parte inferior de las baldas.

* Añadir estantes adicionales.

ERROR # 5: Mantener todo en su embalaje original.

Es importante desechar las cajas de cartón voluminosas y transferir el contenido suelto a contenedores, botes o lo que utilicemos para mantener el contenido fresco. No solo ahorraremos espacio, sino que también podremos identificar rápidamente qué está disponible y qué debe ser reemplazado, así como mejoraremos la estética de nuestros armarios.

ERROR # 6: Mantener los productos de nuestra despensa hasta que se agoten o hasta que nos acordemos.

No debemos olvidarnos de verificar las fechas de vencimiento durante las limpiezas estacionales de nuestra cocina. Yo hago un control de fechas de despensa y congelador cada dos meses para analizar lo que hay en stock y descartar cualquier producto que se haya deteriorado.

ERROR # 7 Usar los cajones cómo el depósito de chatarra

Debemos darle un hogar a todo, y en la cocina es lo mismo. Por ello, deberíamos evitar tener el cajón de la «chatarra» tan típico de las cocinas, donde cuando no tenemos casa para algo o todo aquello que nos encontramos, ya sabemos dónde va a ir a parar, y todo lo que aparco en ese cajón ni se ve ni se utiliza.

Además recuerda:

* Dejar recogida la cocina cada noche.

* Guardar las sobras debidamente.

* Las encimeras limpias y libres de desorden.

* El lavaplatos vacio.

Si evitamos los errores detallados y llevamos a cabo estas pequeñas recomendaciones, nuestra cocina estará organizada, aprovechada y lucirá como nunca.